El Tribunal Supremo le dice sí a la raza en el proceso de admisión a la Universidad de Tejas

Browse By

Buscar en el blog

28 de Junio, 2016
Comentarios

La importancia de la decisión del Supremo

El Tribunal Supremo, en un voto 4 a 3, decidió que el proceso de admisiones de la Universidad de Tejas en Austin (UT) sí cumple el estándar constitucional para usar la raza como componente de las decisiones en cuanto a admisiones a la universidad.

Esta es la segunda vez que el tribunal de más alta instancia del país toma un voto en este caso. La primera vez que vio este caso, Fisher v. University of Texas at Austin, fue en 2013.

Nos es gratificante que el Supremo emitió su fallo a favor de la universidad y de sus esfuerzos para lograr igual oportunidad en la educación al considerar la raza como un factor al momento de admitir estudiantes subgraduados (conocido en inglés como undergraduate). La desigualdad por raza y etnia persisten en nuestro país, en la educación, el empleo, el sistema de justicia criminal y el cuidado de salud.

El Tribunal Supremo y el valor de la diversidad

El Tribunal Supremo una vez más reconoce el valor de la diversidad en nuestra sociedad. Y a su vez sostiene que la raza es una consideración legítima al admitir estudiantes a la universidad, tanto porque este proceso ayuda a combatir el legado del prejuicio y crea un cuerpo estudiantil diverso que beneficia a todos.

El juez Kennedy, en su decisión, enfatizó que “la diversidad toma varias formas”. Las comunidades que representamos conocen bien la importancia de la comprensión, la tolerancia y el orgullo de ser parte de una comunidad que valora la diversidad, la fortaleza y las experiencias que cada uno de nosotros contribuye a la sociedad.

Solo han sido unos días de que un grupo de personas LGBTT, en su mayoría latinos, fue asesinado en Orlando por ser quienes eran. La forma en que el país reconoce la humanidad y dignidad de las personas LGBTT ha ido evolucionado mientras más personas conocen a gente LGBTT en sus familias y comunidades.

Hasta que toda la gente LGBTT y las minorías raciales y étnicas sean aceptadas por completo en todas partes, nunca sentiremos seguridad de verdad.

Si queremos lograr un país mejor para nuestros niños y para nosotros mismos, debemos asegurar que nuestras instituciones educativas, y el mundo en el que están, reúnan a grupos de personas diversas que puedan aprender y apoyarse unos a otros.

“Hasta que toda la gente LGBTT y las minorías raciales y étnicas sean aceptadas por completo en todas partes, nunca sentiremos seguridad de verdad”.
—  Susan Sommer, abogada de Lambda Legal

La desigualdad debido a la raza y etnia persisten en nuestro país y son aun mayores cuando tomamos en cuenta el género, la orientación sexual y la identidad de género. Combatir los estereotipos y el prejuicio que impiden el acceso a las oportunidades es un asunto primordial no solo para las minorías, que incluyen a muchas personas LGBTT, pero también para muchos de nosotros que nos fortalecemos al ser parte de una comunidad diversa.

Como defensores de las personas LGBTT y las personas con VIH de todas las razas y etnias, tenemos un compromiso profundo con los valores de diversidad y justicia. Esperamos que la Universidad de Tejas al igual que otras universidades continúe asegurando que una diversidad de candidatos cualificados tendrá la oportunidad de obtener una buena educación gracias a esta decisión del tribunal.

La historia del caso

Lambda Legal se unió al National Women’s Law Center y GLAD en un escrito como amigo del tribunal en noviembre. En el mismo se discuten las implicaciones del caso para mujeres y minorías LGBTT, y se argumenta que la raza, como componente en el proceso de admisiones de la Universidad de Tejas, está protegida bajo la cláusula de igual protección. La firma Mayer Brown LLP y la clínica del Tribunal Supremo de la Escuela de Derecho de Yale fueron sirvieron como abogados adicionales en el escrito.

Tres años atrás, en junio de 2013, el Tribunal Supremo sostuvo que la raza sí se ponía tomar en cuenta durante el proceso de admisiones. A su vez envió el caso de vuelta al tribunal de baja instancia para de determinar si este proceso de admisiones cumplía con el estándar constitucional para considerar la raza como parte de dicho proceso. Luego de esto, el Tribunal de Apelaciones para el Quinto Circuito, por segunda vez, falló a favor de la política de admisiones de la universidad. Y ahora el Tribunal Supremo así lo confirma.

Texas, Jóvenes