Lambda Legal se une a demanda a nombre de trabajador de la salud despedido por tener VIH

Browse By

Buscar en el blog

30 de Noviembre, 2016
Comentarios

Lambda Legal se unió a una demanda federal por discriminación, en contra de un centro de salud en Tejas, el cual despidió a un empleado luego de que él revelara que tenía VIH. La demanda es presentada por la Comisión para la Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés).

Lambda Legal representa a Michael Janssen, un asistente de enfermería certificado, en su querella ante la Comisión contra el Granite Mesa Health Center en la ciudad de Marble Falls, Tejas.

“El personal de enfermería que tenga VIH no presenta un riesgo de transmisión del virus a sus pacientes en general. Un asistente de enfermería certificado como Michael –quien lleva a cabo tareas básicas de enfermería como alimentar, bañar, llevar al baño y proveer cuidado ambulatorio a pacientes– ciertamente no presenta ningún riesgo de transmisión a las personas que cuida”, indicó Paul D. Castillo, abogado de Lambda Legal.

“El Centro Granite Mesa cedió al miedo y la ignorancia sobre el VIH y despidió a Michael ilegamente. Un centro de salud debería entender esto bien”.

Janssen trabajó en el Centro Granite Mesa por casi un año cuando repentinamente fue despedido en septiembre de 2013. El despido ocurrió dos días después que le notificó al director de enfermería que la prueba de VIH le había resultado positiva.

Un día antes de ser despedido, la administración del centro le exigió saber, según la “política de la compañía”, su conteo viral y su conteo de células blancas CD4. Luego de Janssen afirmar su derecho a ver dicha política de la compañía, al día siguiente fue despedido.

“El Centro Granite Mesa cedió al miedo y la ignorancia sobre el VIH y despidió a Michael ilegamente. Un centro de salud debería entender esto bien”.
—  Paul D. Castillo, abogado de Lambda Legal

La demanda alega que el Centro Granite Mesa violó la ley federal sobre estadounidenses con discapacidades (ADA, por siglas en inglés). Esto es así ya que Janssen fue suspendido y eventualmente despedido aunque él sí podía llevar a cabo las responsabilidades de su trabajo y no presentaba un riesgo a la salud o seguridad de sus pacientes.

El Centro Granite Mesa también violó la ADA al exigir el conteo viral de Janssen al igual que el conteo de células blancas CD4. Esta información nada tenía que ver con su habilidad de llevar a cabo su trabajo.

“Soy completamente capaz de llevar a cabo todas las responsabilidades de mi trabajo”, indicó Janssen. “No soy ninguna amenaza. De hecho, justo después de ser despedido, fui contratado como asistente de enfermería de nuevo en otro lugar donde había trabajo antes. Me contrataron incluso cuando les dije que tenía VIH. Mi estatus de VIH no interfiere de manera alguna con mi habilidad de hacer mi trabajo”.

Texas, Igualdad en el trabajo , VIH