Cómo las uniones te pueden ayudar

¿Mi unión me protege de la discriminación anti-LGBTT o anti-VIH?

Las uniones tienen la responsabilidad de representar y defender a sus miembros y pueden ser un recurso poderoso al momento de combatir todo tipo de discriminación en el lugar de empleo. Cuando las luchas de una unión son exitosas, son particularmente notables porque los convenios colectivos de trabajo (a los que se llega a través de negociaciones formales entre las uniones y los empleadores) están sujetos a la ley en maneras que otros tipos de políticas y mecanismos de protección de los empleadores no pueden estarlo. Las uniones también pueden presentar argumentos importantes a empleadores ubicados en varios estados a la vez, porque el convenio colectivo de trabajo estandariza los mecanismos de protección de un empleo para toda la unidad de gente bajo ese convenio. Esto es así independientemente de cuáles leyes de protección laboral existan en el estado. Una unión o división local también puede estar afiliada a una unión estatal o internacional mucho más grande, capaz de promulgar resoluciones para todos sus miembros, en las que apoya los derechos e igualdad de las personas LGBTT y aquellas con VIH.

Las uniones pueden apoyar a los empleados LGBTT y a aquellos con VIH de las siguientes maneras:

  • Luchar por obtener una cláusula no-discriminatoria para empleados que sea inclusiva y para obtener beneficios para la pareja doméstica (“domestic partner” en inglés) y cobertura médica que incluya las necesidades de personas transexuales y transgénero.
  • Hacer que los beneficios igualitarios para las personas LGBTT sean lo principal durante las negociaciones de contrato, y exigir y hacer que se ejecuten prácticas transparentes de contratación, disciplina y despidos, que protejan a todos los empleados.
  • Tener un rol instrumental en dar forma a un programa sobre la diversidad en el lugar de empleo.
  • Apoyar las mejoras en la ley para las personas LGBTT y las personas que viven con VIH, a través de los activistas de la unión.
  • Identificar a los candidatos pro-LGBTT, pro-unión y ayudar a bloquear a los candidatos anti-LGBTT.
  • Mostrar respeto por las relaciones entre personas del mismo sexo y extender todos los beneficios de la unión (como los planes para pensiones de la unión, además del seguro médico) a las parejas de un mismo sexo y a las familias de las parejas de un mismo sexo. Asegurarse que los programas de asistencia para los miembros sean receptivos ante las preocupaciones de las personas LGBTT y las personas con VIH.
  • Diseñar y conducir programas inclusivos de instrucción sobre la diversidad para los empleados y miembros de la unión, y proporcionar un nivel mayor de instrucción a los delegados de la unión y otros, que manejan las quejas de los empleados LGBTT y empleados con VIH. Además, acoger o auspiciar foros educativos sobre asuntos LGBTT y relacionados al VIH.
  • Aumentar la visibilidad de las personas LGBTT y las personas con VIH dentro de la unión, incluyendo historias y columnas sobre asuntos LGBTT y del VIH en las publicaciones y páginas web de la unión. Elevar a las personas LGBTT y a las personas con VIH a posiciones de liderazgo.
¿Qué pasa si mi unión no simpatiza con los asuntos relacionados con las personas LGBTT o con VIH?

Así como sucede con algunos empleadores, colegas y gobiernos, no todas las uniones son receptivas a las necesidades de sus miembros LGBTT o miembros con VIH. El proceso educativo puede ser lento y a veces un poco frustrante. Incluso si tu unión no hace nada específicamente a favor de los empleados LGBTT, debieras asegurarte de que insistan que los empleados solo pueden ser despedidos por una “causa”. Esto sirve de protección contra la discriminación.

Ten en cuenta que las uniones no pueden discriminar contra los empleados LGBTT, incluso si la unión se encuentra en una ciudad donde los empleados LGBTT no están explícitamente protegidos de la discriminación. Por ejemplo, si una oficina de empleo de la unión no le da una asignación a una obrera de construcción porque es lesbiana, la obrera puede tener razón para presentar una queja o querella de discriminación bajo el procedimiento delineado en su convenio colectivo de trabajo. También podría presentar una demanda en la corte, reclamando que hubo una infracción al deber de la unión de representar en forma justa a sus miembros.

Si los líderes de tu unión se niegan a ayudarte con una queja sobre tu lugar de empleo o si lo hacen a medias, tienes la opción de hablar directamente con un abogado sobre cualquier discriminación que experimentes en el empleo. (Llama a la Línea de Ayuda de Lambda Legal al 866-542-8336 o visita lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda para recibir ayuda en encontrar un abogado en tu área). También puedes considerar la posibilidad de formar un grupo (caucus) dentro de tu unión para mejorar la actitud en el futuro hacia los miembros LGBTT y miembros con VIH.

Para más información, comunícate en español con la Línea de Ayuda de Lambda Legal.