Nuestra Historia

Find Your State

Know the laws in your state that protect LBGT people and people living with HIV.

Lambda Legal fue fundada en 1973 como la primera organización legal del país dedicada a lograr la total igualdad para las personas lesbianas y gay. Tomamos prestado el reglamento de otra organización recién fundada: el Fondo Puertorriqueño para la Defensa Legal y la Educación (PRLDEF según sus siglas en inglés, ahora conocido como Latino Justice PRLDEF).Dado el predominante clima de prejuicios en contra de las personas gay, nosotros mismos nos convertimos en nuestro propio cliente: Un panel de jueces del estado de Nueva York rechazó nuestra solicitud para ser una organización sin fines de lucro porque, según éste, nuestra misión no era ni “humanitario ni caritativo”. Después de casi dos años de pleitos legales, el tribunal más alto del estado finalmente permitió que Lambda Legal existiera.

A lo largo de los años setenta, Lambda Legal peleó y ganó algunos de los primeros casos del país para los padres de familia y las parejas gay y lesbianas. En uno de nuestros primeros casos (Gay Student Organizationcontra Bonner), ayudamos exitosamente a que una organización de estudiantes gay en la Universidad de New Hampshire peleara en contra de una prohibición a sus actividades escolares. En los años ochenta, incrementamos nuestros esfuerzos en contra de la discriminación gubernamental, mientras que también nos enfocamos más en los prejuicios anti-gay en las empresas y en las instituciones establecidas de la comunidad.

En 1983, Lambda Legal ganó el primer caso del país en contra de la discriminación por VIH/SIDA (el Pueblo contra la West 12 Tenants Corp.), ayudando a establecer que en el marco de las leyes de incapacidad fuera ilegal discriminar en contra de las personas con VIH. Logramos que las compañías de seguros cubrieran los análisis y tratamientos del VIH y pagaran prestaciones a todos aquellos que estuvieran incapacitados por la enfermedad. Lambda Legal también ha ayudado a establecer leyes de privacidad para las personas con VIH, incluyendo el derecho a mantener como confidenciales los resultados de sus análisis así como su historial médico.

En los años noventa, ganamos un precedente legal histórico, responsabilizando a las escuelas por el acoso y la violencia en contra de los estudiantes gays, lesbianas, bisexuales, transgénero y aquellos que están cuestionando su sexualidad (Nabozny contra Podlesny). También defendimos exitosamente el derecho de las alianzas gay-heterosexual a existir en las escuelas (Colín contra Orange Unified School District).

En el año 1992, logramos evitamos que la Enmienda 2 del estado de Colorado entrara en vigor. La iniciativa estatal podría haberles robado a las lesbianas y a los hombres gay de sus garantías civiles, invalidando las prohibiciones existentes en contra de la discriminación anti-gay y previniendo también que otras entraran en vigor. En 1996, convencimos a la Corte Suprema de los EE.UU. a que declarara la medida como anticonstitucional (Romer contra Evans). La resolución del tribunal dejó en claro que las lesbianas, los hombres gay y las personas bisexuales tienen el mismo derecho a buscar la protección gubernamental en contra de la discriminación, de la misma forma que cualquier otro grupo de personas.

En el año 2000, argumentamos por la culpabilidad de un alguacil por sus actos previos al asesinato de Brandon Teena, quien fue brutalmente violado y posteriormente asesinado por dos hombres que descubrieron que era transgénero. Este caso (Brandon contra el Condado de Richardson) proporcionó gran visibilidad para la comunidad transgénero y fue el tema de la película Los chicos no lloran (Boys Don’t Cry en inglés). También fortaleció el principio que los agentes de la policía deberán ser responsabilizados por el trato equitativo de quienes llegan a ser blancos de los crímenes de odio.

Lambda Legal ayudó a convencer a las cortes supremas estatales a eliminar las leyes de sodomía de los estados de Nueva York, Kentucky, Tenesí, Montana y Georgia. Y en el año 2003, en el histórico caso de Lawrence contra Texas, persuadimos a la Corte Suprema de los EE.UU. a derrocar todas las leyes de sodomía de los demás estados. Esa decisión cambió fundamentalmente el panorama legal y es la victoria legal más importante a la fecha para la igualdad LGBT.

En el año 2009, logramos una decisión unánime histórica en la Corte Suprema del estado de Iowa, que determinó que el negarle el matrimonio a las parejas del mismo sexo es anticonstitucional (Varnum contra Brien). Esta victoria convierte al estado de Iowa en el primero de la región medio oeste de los EE.UU. en ofrecer la igualdad del matrimonio.

Con el generoso apoyo de miles de amigos en todo el país, lo que en 1973 comenzó con un par de voluntarios trabajando de una habitación adicional de un partidario, ahora ha crecido a convertirse en un equipo de expertos de más de ochenta personas trabajando en cinco oficinas: Nueva York, Atlanta, Dallas, Chicago y Los Ángeles.

Nuestro trabajo es vital, y nuestra estrategia funciona: defendemos la igualdad en los tribunales de la nación y en el ámbito de la opinión pública. Tenemos un gran impacto en las vidas de las personas al cambiar leyes, políticas e ideas. Hasta que no logremos la igualdad total en vista de la ley en cada estado en este país, seguiremos luchando y avanzando la historia.