Conoce tus derechos

Políticas modelo de acceso a baños públicos

Los baños públicos siempre han sido campos de batalla en la lucha por los derechos civiles.

Controlar la manera en que las personas usan los baños –o no permitirles usarlos– ha sido una herramienta para degradar a las personas de color, para excluir a las mujeres de empleos tradicionalmente asignados a los hombres y para evitar que personas discapacitadas tengan acceso a recintos públicos y empleos.

La humillación pública que esto a menudo conlleva, hace difícil enfrentar la discriminación en los baños e instruir al público. Pero el mismo principio básico es válido tanto para personas trans como para quienes hayan enfrentado este problema anteriormente: todos merecen ser tratados con respeto y dignidad, también cuando se trata de actividades humanas tan básicas como usar un baño público.

Afortunadamente, algunas empresas y gobiernos hacen las cosas en forma correcta.

  • Washington, D.C., sobre los letreros de los baños unisex: “Todas las entidades… con baños individuales deberán usar letreros unisex para dichas instalaciones (por ejemplo reemplazar los letreros que digan ‘hombres’y ‘mujeres’” con letreros que digan ‘baño’”)”.
  • Iowa expone el asunto particularmente bien: “Así como las personas que no son transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género tienen derecho a usar un baño adecuado a su identidad de género sin tener que presentar documentación o responder a solicitudes invasivas, a las personas trans también debe permitírseles usar un baño adecuado a su identidad de género sin que se les acose o cuestione”.
  • En el estado de Washington la responsabilidad recae sobre el jefe: “Todos los empleadores deben encontrar soluciones (en cuanto a baños) que sean seguras, convenientes y que respeten la dignidad de los empleados transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género”.
  • Extracto de las Directrices sobre la transición de sexo en el lugar de empleo de Ernst & Young, una de las empresas de contabilidad más grandes y respetadas del mundo: “Las personas en proceso de transición deberán utilizar el baño en base a su presentación de género actual: de manera específica, en base a su género reasignado, luego de haber iniciado esa ‘experiencia de vida real’ y a partir de ese momento en adelante. Los colegas de trabajo que tengan inquietudes personales en cuanto a compartir un baño o vestidor con una persona transexual, transgénero o que no se rige por estereotipos de género, deberán ser enviados a conversar en forma abierta con un miembro adecuado del equipo de personal o con un representante del programa de ayuda de Ernst & Young”.

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.