Conoce tus derechos

Introducción a la discriminación en los proveedores de cuidado de salud, y la historia de Nakoa y Bárbara

Los paramédicos de la ambulancia se burlaron y se negaron a atender a Tyra Hunter, una mujer trans que estaba gravemente herida luego de un accidente automovilístico en las afueras de Washington, D. C., que posteriormente murió a causa de sus heridas. El mismo tipo de negligencia médica motivada por el odio mató a Robert Eads, un hombre trans que padecía de cáncer de ovario. 20 médicos diferentes se negaron a tratarlo; uno de ellos dijo que el diagnóstico debería hacer que Eads “se enfrentara al hecho de que no era un verdadero hombre”.

Son historias como estas las que asustan a muchas personas transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género, y las hace evitar los chequeos médicos de rutina y otros tipos de atención médica necesaria. Esto las hace sufrir de manera desproporcionada por condiciones médicas que no reciben atención. También existe el miedo de que un proveedor de cuidados médicos comparta con terceros, que no tienen ninguna necesidad de saberlo, la información de que una persona es trans. Existe el miedo de que se les haga preguntas invasivas e irrelevantes, o de que intencionalmente se utilice un nombre o pronombre inadecuados. El 70% de las personas trans que respondieron a una encuesta realizada por Lambda Legal en 2009, dijo haber experimentado algún tipo de discriminación o acoso relacionado con su atención médica.

Sin embargo, el maltrato individual es solamente parte del problema. El sistema de cuidado de salud no atiende a las personas trans, debido a ciertas pólizas de salud. Por ejemplo, la mayoría de los seguros médicos se niega a cubrir el cuidado de salud relacionado con la transición de sexo, aun cuando un doctor lo considere necesario desde una perspectiva clínica. Esto ocurre a pesar del consenso médico sobre la “eficacia, beneficios y necesidad clínica” del tratamiento relacionado con la transición, como lo describió la Asociación Estadounidense de Psicología en 2008. (Para obtener más información sobre este tema consulta las preguntas y respuestas sobre el acceso al cuidado de salud relacionado con la transición de sexo.)

Todas las personas merecen ser tratadas con respeto cuando se trata del cuidado de salud; las buenas experiencias pueden incluso lograr más que la atención de una herida o una enfermedad: hay estudios que demuestran que el porcentaje de suicidios disminuye considerablemente cuando las personas trans consiguen tener acceso a una atención médica adecuada.

Nuestra sección en español de preguntas y respuestas sobre cómo superar la discriminación en los proveedores de cuidado de salud ofrece consejos sobre cómo obtener acceso a un cuidado de salud básico de calidad, ya se trate de médicos familiares o de alguna de las clínicas comunitarias para personas LGBTT, que responden cuando los médicos y recintos tradicionales no satisfacen las necesidades de sus pacientes transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género.

Si has tenido que enfrentar discriminación de los proveedores de cuidado de salud debido a que eres una persona transexual, transgénero o que no se rige por estereotipos de género, llama a la línea de ayuda de Lambda Legal para obtener asesoría o apoyo legal, al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda

NUESTRA HISTORIA: UNA EMERGENCIA MÉDICA QUE LOS BOMBEROS SE NEGARON A ATENDER
Nakoa Nelson, 45 años; Bárbara Riley, 48 años

Bárbara: Salimos de la iglesia y Nakoa estaba comiéndose unas galletas; de repente se empezó a poner rojo y no podía parar de toser. Manejamos hasta la estación de bomberos porque estaba a solo cinco minutos. Pensé: ‘gracias a Dios, nos van a ayudar’.”

Nakoa: “He vivido como hombre por casi tres años y siempre uso una faja, pero esa mañana me la quité porque tenía problemas para respirar.”

Bárbara: “Cuando llegamos a la estación de bomberos, los encargados de los servicios médicos de emergencia desabotonaron completamente la camisa de Nakoa y dejaron de ayudar cuando se dieron cuenta de que era trans. Dijeron que no podían hacer nada.”

Nakoa: “Cuando me di cuenta de que no iban a ayudarnos, lo único que podía pensar era: ‘tenemos que salir de aquí’. Era una situación verdaderamente delicada, con un montón de hombres parados a mí alrededor y mi camisa completamente abierta. Tuvimos suerte y encontramos a un médico cercano que me inyectó esteroides para ayudarme a respirar.”

Bárbara: “El médico dijo que Nakoa podía haber muerto debido a la tardanza en recibir atención. No me importa si no somos de tu agrado, pero negar atención en una situación que pone una vida en peligro… no podía creerlo.”

Nakoa: “Después presenté una querella ante la Comisión de Bomberos, pero a fin de cuentas era mi palabra contra la de cinco respetables bomberos.”

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.