Conoce tus derechos

Introducción y la historia de Lourdes

La violencia es una plaga en las vidas de muchas personas transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género. Las golpizas y asesinatos motivados por el odio son muy comunes, frecuentemente perpetrados con mucha crueldad. Según la Coalición Nacional de Programas Contra la Violencia (National Coalition of Anti-Violence Programs), el 44% de los asesinatos motivados por el odio que fueron reportados en 2010, fueron cometidos contra mujeres trans. El terror generado por estos actos hace que las personas se escondan y se alejen de los servicios comunitarios y de apoyo.

Para más información, lee nuestra sección en español de cómo combatir la violencia contra personas trans.

¿Y si llamo a la policía? La misma policía con frecuencia participa en la intimidación. En lugar de ofrecer protección utiliza a menudo un lenguaje abusivo, humilla a las personas trans y es ampliamente responsable de las lesiones que les son causadas en periodos de custodia y patrullajes de rutina. El 22% de las 6,450 personas trans que respondieron a la Encuesta Nacional sobre Discriminación Contra las Personas Trans (National Transgender Discrimination Survey o NTDS) de 2011 y que tuvo interacción con la policía, afirmó haber sido acosada por ella, con un porcentaje mayor en el caso de personas de color.

En años recientes, el aumento en el número de asesinatos ha generado protestas a nivel internacional, y desde 1998 se conmemora anualmente en todo el mundo el Día del Recuerdo Trans (20 de noviembre). Además, después de años de campañas de movilización comunitaria, una de las leyes federales contra los delitos motivados por el odio ampara también a las personas transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género que son víctimas de dichos delitos. Asimismo, las protestas contra la brutalidad policial han empezado a generar cambios en algunas de las principales ciudades del país.

Sin embargo, los informes constantes sobre personas trans que son degradadas y agredidas física y sexualmente cuando están bajo arresto, causan preocupación. Estos casos se remontan a una de las primeras campañas de más alto perfil en que se buscó responsabilizar a la policía por la violencia contra personas trans: el asesinato del adolescente trans Brandon Teena. En 2001 la Corte Suprema del Estado de Nebraska declaró a un alguacil local responsable tanto del trato abusivo que él mismo dio a Brandon, como de su incapacidad de evitar que fuera asesinado, incluso después de que sus violadores habían amenazado con matarlo. (Lambda Legal defendió la apelación del caso).

Nuestra sección en español te presenta preguntas y respuestas sobre la violencia contra personas trans y menciona diversas maneras en que te puedes poner en contacto con defensores y servicios de apoyo. Puedes participar en desfiles locales del Día del Recuerdo Trans o de Orgullo Trans; puedes ayudar a establecer políticas policiales que respeten a las personas trans; o puedes solicitar asesoría legal o apoyo a través de la línea de ayuda de Lambda Legal al 866-542-8336, o visitando www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.