Conoce tus derechos

Introducción y la historia de Krystal

Los jóvenes transexuales, transgénero (también llamados trans) y que no se rigen por estereotipos de género enfrentan serios obstáculos legales, y muchos soportan la discriminación y la violencia de manera cotidiana, ya sea en la escuela, en la atención médica que reciben o en el sistema penal de justicia.

Lee nuestra sección en español de preguntas y respuestas sobre los jóvenes transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género.

Los desafíos que presenta el cambiarse de nombre, lograr acceder a una terapia hormonal o enfrentar la brutalidad policial, por ejemplo, requieren de una serie de habilidades específicas en el adulto, y en el caso de una persona joven, podrían afectarla negativamente. Cuando no se tiene un lugar seguro que se pueda llamar hogar, es difícil controlar las otras complicaciones de la vida. Además, el porcentaje de jóvenes trans sin hogar es alto, porque muchos de ellos no tienen el apoyo de sus padres, ya sea económico, emocional o de ambos tipos. Sobra mencionar que el maltrato en las escuelas es tan común, que muchos de ellos abandonan sus estudios.

Sin embargo, el hecho es que bajo la ley nadie tiene derecho a acosarte por quien eres, o por como te perciben los demás. Existen leyes y políticas a muchos niveles que prohíben la discriminación sobre la base de la identidad o expresión de género. Estas normas son generalmente nuevas o están en vías de desarrollo en la mayoría de los estados y ciudades, y varían considerablemente. Lambda Legal (866542-8336 o www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda) da seguimiento a estas leyes y casos y ayuda a abogar en nombre de las personas transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género de todas las edades. Ponerte en contacto con otros jóvenes trans también puede ser de gran ayuda.

MI HISTORIA: JOVEN, SIN HOGAR Y EN TRANSICIÓN
Krystal Neal, 24 años

“Dejé mi casa cuando tenía 19 años y sigo tratando de valerme por mí misma. He estado en albergues donde tanto gays como heterosexuales me han acosado. Una vez estaba caminando alrededor del West Village con un amigo, cuando unos policías nos pidieron nuestra identificación. Uno de los policías dijo, frente a otras personas, ‘vas a tener que aclarar esto, John’ –el nombre que aparecía en mi documento de identidad. Fue realmente vergonzoso.

Decidí hacer la transición en noviembre de 2010. Había trabajado por un año y medio en un lugar de comida rápida, pero a medida que avanzaba la transición los cambios empezaban a notarse. Cuando fui a trabajar vestida de mujer, me despidieron.

Mi madre me ama, eso lo sé, pero también le preocupa lo que otra gente pueda pensar.

Quiero ser un ejemplo para la comunidad trans y quiero demostrarle al mundo que somos simplemente personas. Vivir mi vida como mi verdadero yo –como Krystal– no es siempre fácil, pero no creo que exista otra opción.”

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.