Conoce tus derechos

Introducción y la historia de Jude

Envejecer no es fácil, pero a medida que se acercan a los años dorados las personas transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género tienen razones especialmente buenas para querer saber cuáles son sus derechos bajo la ley. La discriminación y las violaciones de la intimidad física que atormentan a la mayoría de las personas trans cuando son jóvenes, se vuelven cada vez más probables, especialmente a medida que aumenta la dependencia del sistema de cuidado de salud.

Lee nuestra sección en español de preguntas y respuestas sobre adultos mayores transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género.

En un estudio realizado en 2011 con 6,450 adultos trans de todas las edades, cerca de una quinta parte informó que había proveedores de cuidado de salud que les habían negado rotundamente la atención, con porcentajes de esto aún mayores en el caso de personas trans de color. El 50% informó que ellos mismos habían tenido que instruir a sus proveedores de cuidado de salud sobre la atención para personas trans. Esto sin mencionar a todas las personas cuyas necesidades fueron ignoradas porque les negaron terapia hormonal, o alguna otra necesidad médica. También hubo personas a quienes el personal de enfermería se negó a bañar, incluso a tocar. De acuerdo al informe en español de una encuesta de Lambda Legal, Cuando la atención a la salud no pone atención no presta atención , 8% de las personas trans encuestadas había recibido un trato grosero o abusivo de sus proveedores de cuidado de salud.

Se calcula que para 2030 el número de personas LGBTT de 65 años o mayores casi se habrá duplicado. Es difícil determinar cuántas de estas personas son transexuales, transgénero o que no se rigen por estereotipos de género, pero sí sabemos que en comparación con sus contrapartes heterosexuales, los adultos mayores LGBTT tienen el doble de posibilidad de vivir solos. También tienen una probabilidad más de cuatro veces mayor de no haber tenido hijos. Esto quiere decir que la atención informal que se suele suponer que tendrán los adultos mayores, podría no existir para personas LGBTT a medida que envejecen. Lo anterior podría plantear expectativas especialmente atemorizantes para los adultos mayores trans, debido a que hay estudios recientes que demuestran que son pocos los profesionales médicos competentes que podrán satisfacer las necesidades de la población trans que envejece.

La buena noticia es que se han propugnado leyes que protegen a los adultos mayores trans contra la discriminación en el cuidado de salud y en la vivienda. Puedes firmar documentos tales como testamentos, poderes notariales y poderes para fines médicos, que te ayudarán a conservar el control para tomar tus propias decisiones a medida que envejezcas. A los adultos mayores trans se les recomienda enfáticamente aprovechar estos recursos. Conocer tus derechos hará una gran diferencia mientras resuelves asuntos relacionados con tu vivienda, el cuidado de tu salud y la planificación de tu vida.

Nuestra sección en español de preguntas y respuestas aborda muchos de los problemas con que se enfrentan los adultos mayores transexuales, transgénero y que no se rigen por estereotipos de género. Si tú o alguien que conoces ha sido víctima de discriminación de cualquier tipo por ser una persona transexual, transgénero o que no se rige por estereotipos de género, comunícate con la línea de ayuda gratuita de Lambda Legal al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.

MI HISTORIA: EL ESTIGMA Y EL MIEDO TODAVÍA ATORMENTAN A MI GENERACIÓN
Jude Patton, 71 años

“En 1971 empecé la terapia hormonal y me sometí a cirugías en los años 72 y 73 en la Universidad de Stanford. Mi familia y mis amigos me apoyaron mucho. Llevo 24 años con mi esposa, Carol.

He mantenido contacto con todas las personas trans de mi generación que he podido. Pero muchas de ellas nunca salieron del closet debido al estigma. Además, en mi época nadie era considerado un candidato viable a la transición (médica) si no lo hacía sigilosamente. A esto se agrega la invisibilidad provocada por el envejecimiento.

A las personas trans que envejecen les preocupan los asuntos de la privacidad, particularmente la de sus cuerpos —ya sea que se hayan sometido a cirugía o no— y lo que esto implicará cuando estén en un hogar para ancianos: ‘¿Qué voy a hacer si he podido más o menos conservar mi privacidad durante todos estos años, y ahora mi cuerpo va a estar expuesto?’ ‘¿Qué me va a pasar por culpa de la ignorancia de otras personas?’

Sigo trabajando porque tengo que hacerlo: no fui a la universidad porque no hubo ninguna universidad en la que me hubiera podido inscribir [antes de mi transición], donde el reglamento no me hubiera obligado a usar vestido. Soy muy afortunado de que mi salud siga siendo buena y de tener un médico que me apoya; sin duda he escuchado las historias de horror”.

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.