Conoce tus derechos

Victorias legales para los jóvenes

En muchas demandas y otras disputas legales, Lambda Legal ha argumentado exitosamente que el discrimen es una violación de los derechos civiles de los estudiantes LGBTT y sus aliados. Las victorias legales a continuación se agrupan de acuerdo con las siguientes categorías. Sigue cada enlace para más información sobre las distintas secciones: 

El bullying o acoso escolar

Nancy Wadington
Wadington v. Holmdel Township Board of Education, New Jersey, resuelto en 2008
Nancy Wadington sufrió agresiones anti-gay en su escuela superior en el sur de New Jersey hasta mediados del 11mo grado, cuando tuvo que dejar la escuela por su propia seguridad. En una demanda radicada por Lambda Legal en su nombre, en contra de los administradores escolares, Nancy aseguró haber sufrido ataques verbales y físicos de sus compañeros durante dos años. Para evitar estos ataques, no entraba en los pasillos, llegaba a sus salones de clase rodeando la escuela, y dejó de usar los baños de la escuela, lo que le llevó a sufrir dolores abdominales durante los periodos de clase. Bajo el marco de la Ley en contra del discrimen del estado de New Jersey, los oficiales escolares que conocen, o deberían conocer, los actos discriminatorios de agresión, tienen la obligación de tomar acción para corregir la situación inmediatamente. Después de un proceso de mediación, los oficiales escolares acordaron ofrecer entrenamiento obligatorio para los administradores, maestros y demás personal, y pagarle a Nancy una cantidad confidencial de dinero.

Derek Henkle
Henkle v. Gregory, Nevada, resuelto en 2002
Desde que tenía 14 años, cuando Derek Henkle salió del clóset en un programa de televisión pública, su vida en el sistema educativo del estado de Nevada se volvió una pesadilla. Los administradores de la escuela observaban en silencio mientras que otros estudiantes lo hostigaban, amenazaban y agredían físicamente. Un asistente del director llegó a reírse después de que los estudiantes intentaron amarrar a Derek a una guagua/autobús y arrastrarlo por la calle. En lugar de tratar el tema del hostigamiento y la violencia en contra de las personas gay, los administradores mudaban a Derek a otras escuelas, como si él fuera el problema. A los 16 años, Derek, quien había estado en un programa para estudiantes talentosos desde la escuela intermedia, fue obligado a recurrir a clases de educación para adultos, donde le era imposible obtener un diploma de escuela superior. Derek contactó a Lambda Legal y con nuestra ayuda logró un fallo jurídico que sentó precedentes, consiguiendo el reconocimiento de los derechos de los estudiantes gay. El distrito escolar acordó implementar cambios en sus políticas para proteger a los estudiantes del hostigamiento, una compensación por $450,000 dólares, y una nota oficial en su expediente académico que explicaba el motivo de la discontinuidad de su educación.

Jamie Nabozny
Nabozny v. Podlesny, Wisconsin, victoria en 1996
A lo largo de cuatro años, Jamie Nabozny fue sujeto a agresiones verbales y físicas constantes instigadas por sus compañeros en una escuela pública de Ashland, en el estado de Wisconsin. Los estudiantes se le orinaban encima, simulaban violarlo mientras que estaban en clase. En una ocasión que otros estudiantes lo encontraron solo, lo patearon tantas veces en el estómago, que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Aunque estaban conscientes de las agresiones que sufría, los administradores escolares llegaron a decir que Nabozny no podría esperar menos, por ser gay. Nabozny intentó suicidarse varias veces, abandonó la escuela, huyó de su casa, y finalmente demandó a su antigua escuela. Quería asegurarse de que otros estudiantes no tuvieran que sufrir lo mismo que él. Lambda Legal se quedó a cargo de lo que llegaría a ser un caso sin precedente ante un tribunal federal de apelación. El tribunal emitió un fallo que sentaría un precedente legal, donde una escuela pública puede ser responsabilizada por no detener las agresiones anti-gay. Un jurado determinó que los administradores escolares eran responsables del daño causado a Nabozny. La causa llegó a un acuerdo por una cantidad cercana al millón de dólares.

Volver arriba.

Las alianzas de estudiantes gay y heterosexuales

Anthony Colin
Colin v. Orange Unified School District, California, resuelto en 2000
Cuando Anthony Colin fundó una alianza de estudiantes gay y heterosexuales (GSA por sus siglas en inglés) en su escuela superior del sur de California, no tenía idea que tendría que pelear por ella. Primero, el consejo escolar negó la solicitud de la GSA para convertirse en una organización estudiantil reconocida por la escuela. Esto significaba que la GSA no podía celebrar reuniones en la escuela, tal y como lo hacían las demás organizaciones de estudiantes. Luego, el consejo escolar les avisó a los estudiantes involucrados en la GSA que solo volvería a considerar la solicitud del grupo si acordaban cambiar su nombre. Con la ayuda de Lambda Legal, Anthony y sus amigos demandaron al distrito escolar. La GSA ganó el derecho de reunirse en lo que procedía la demanda, y finalmente ganó el derecho de reunirse en la escuela, utilizar el sistema de comunicación por micrófonos y altoparlantes (intercom) para hacer anuncios, y ser incluido en el anuario de la escuela, como las demás organizaciones de estudiantes.

Volver arriba.

El prom, las fiestas y el noviazgo

Aaron Fricke
Fricke v. Lynch, Rhode Island, resuelto por Abogados y Defensores de Gays y Lesbianas [Gay & Lesbian Advocates & Defender o GLAD por sus siglas en inglés]) en 1980
Aaron Fricke invitó a Paul Guilbert al prom —y Paul aceptó—, pero el director de la escuela dijo que no. Aaron sabía que tenía el derecho de ir al baile de graduación al igual que sus demás compañeros, así que presentó una demanda. Aaron no solo ganó el derecho de ir a la fiesta con Paul, pero su escuela también tuvo que ofrecer seguridad suficiente para que Paul y su pareja no corrieran peligro. Aaron ayudó a demostrar que a menos que una escuela tenga una razón legítima de creer que la pareja invitada de alguien causará “disturbios sustanciales”, los estudiantes deben tener permiso de ir a la fiesta de graduación con la pareja de su preferencia. Eso fue en el estado de Rhode Island en el año 1980. Hoy día, la ley todavía existe, gracias a Aaron.

K.K. Logan
Logan v. Gary Community School Corporation, Indiana, resuelto en 2011
A lo largo de sus años de escuela superior, K.K. Logan expresó una feminidad en su apariencia y comportamiento. Como adolescente, K.K., designada con sexo masculino al nacer, usaba ropa típicamente asociada a las demás chicas de su edad, y sus compañeros y maestros apoyaban su vestimenta. Sin embargo, cuando K.K. usó un vestido para ir al baile de graduación, el director de su escuela impidió, de manera física, que entrara al lugar donde se celebraba. Lambda Legal presentó una demanda, argumentando que la escuela violaba el derecho de la libertad de expresión, acción simbólica y conducta de expresión, amparadas por la Primera Enmienda de la Constitución. El caso fue resuelto e incluyó un pago de una cantidad no divulgada, y una revisión tanto del código de vestimenta del distrito escolar, así como de las políticas en contra del discrimen. Ambas fueron revisadas para incluir ciertas garantías específicas para proteger a los estudiantes gay, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgénero. El distrito escolar también acordó dar adiestramientos para administradores y miembros del consejo escolar en temas LGBTT y sobre el trato respetuoso de las personas LGBTT.

Volver arriba.

La expresión de los estudiantes

Maverick Couch
Couch v. Wayne Local School District, Ohio, resuelto en 2012
Para celebrar el Día de Silencio de GLSEN, Maverick Couch llevó puesta a la escuela una camiseta con un pez ichtus de arcoíris, junto con la frase “Jesús no es un homófobo” (Jesus is not a homophobe, en inglés). El director mandó a llamar a Maverick para indicarle que se pusiera la camiseta de adentro hacia afuera. Maverick accedió, pero al día siguiente la volvió a llevar; le pidieron que se la quitara o la consecuencia sería que lo suspendieran. Después, cuando solicitó permiso por escrito para usarla, nuevamente fue amenazado con una suspensión. Los administradores escolares argumentaban que la camiseta era de naturaleza “sexual”. Lambda Legal presentó una demanda en nombre de Maverick. El distrito escolar local de Wayne y el director Randy Gebhardt, acordaron que se ejecutara una sentencia que afirmaba el derecho de Maverick de usar la camiseta cuando quisiera, y adjudicarle $20,000 dólares por daños, costos y honorarios de los abogados.

Volver arriba.

Los maestros y otros aliados

Mike Chiumento y Tom Salbenblatt
Plymouth-Canton Community School District, Michigan, resuelto en 2001
Lambda Legal representó a dos maestros en el estado de Michigan —uno de una escuela intermedia y otro de una escuela superior— que insistían en incluir a las personas LGBTT en mensajes educativos sobre la diversidad y el respeto, aun y cuando se encontraban con resistencia de algunos administradores . Ambos maestros estructuraron presentaciones para el mes de la historia LGBTT que conmemoraba el papel histórico de mujeres lesbianas y hombres gay, y además trataron el hostigamiento en contra de las personas gay. El superintendente interino de la escuela les indicó que eliminaran las presentaciones, pero Lambda Legal ayudó a los maestros a pelear en contra del distrito escolar. Finalmente ganaron el derecho de facilitarles a los estudiantes esta información tan importante. El caso de Michigan apoya a todos los maestros que buscan crear un entorno educativo más seguro al incluir a las personas LGBTT en los mensajes educativos.

Cheryl Bachmann Botsolas
West Milford High School, New Jersey, resuelto en 2007
Cheryl Bachmann Botsolas, una maestra en el estado de New Jersey, llevaba tres años enseñando historia y recibiendo excelentes críticas. Al poco tiempo de haber recibido una recomendación para una plaza definitiva, corrigió a dos estudiantes que usaban palabras soeces anti-gay. Uno de los estudiantes irrespetuosos amenazó contra su vida. Ante su postura firme en contra del discrimen, su recomendación fue revocada y el resultado final fue su despido. Con representación de Lambda Legal, y apoyada por sus compañeros, tanto maestros como estudiantes, Botsolas objetó la decisión en una audiencia del consejo escolar. El consejo escolar votó a favor de anular la decisión del superintendente y restableció la plaza de Botsolas. Su compromiso por un entorno de respeto dentro del aula es un modelo para otros maestros y aliados, pues asegura la integridad física y el bienestar de los estudiantes LGBTT.

Volver arriba.

La juventud trans

Ver “K.K. Logan” en la sección: El prom, las fiestas y el noviazgo, arriba.

Ver “L.P.” en la sección: Los jóvenes en cuidado del estado, a continuación.

Volver arriba.

Los jóvenes en custodia del estado

L.P.
L.P. v. Philadelphia et al., Pensilvania, resuelto en 2011
Los administradores y personal del centro de detención de menores llamado Centro de Estudios para Jóvenes (Youth Study Center) de la ciudad de Filadelfia, se rehusaron a brindarle a L.P., una chica trans, un trato respetuoso y de acuerdo con su identidad de género femenina. Tanto sus compañeros como el personal la hostigaron, y el personal le rehusó servicios, incluyendo alojamiento apropiado y acceso a vestimenta y opciones de aseo que correspondieran con su identidad de género femenina. Lambda Legal presentó una demanda junto con la Comisión sobre las Relaciones Humanas de la ciudad de Filadelfia, cuyo resultado obligó al centro a adoptar nuevas políticas y a ofrecer entrenamientos para garantizar la seguridad de la juventud trans bajo su cuidado.

Volver arriba.

Si tienes más preguntas, o eres víctima de hostigamiento o discrimen LGBTT, llama a  Lambda Legal al 1-866-542-8336, o consulta nuestra página web en www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.