Conoce tus derechos

El bullying y la ley

Cada vez hay más leyes aprobadas que prohíben y penalizan el acoso escolar.

Nadie tiene el derecho legal de hostigarte por ser quien eres o quien se te percibe que eres; punto. En muchos casos, la ley está de tu lado.

  • Prácticamente, todos los estados tienen leyes en contra del bullying o acoso escolar.
  • La Constitución federal prohíbe que las escuelas discriminen contra los estudiantes LGBTT cuando las mismas aplican dichas leyes en contra del acoso escolar.
  • Muchas reglas estatales y locales sobre derechos civiles protegen a los estudiantes del discrimen y del hostigamiento a partir de su orientación sexual o identidad de género, sin importar que el estudiante acosado sea LGBTT o no.
  • De cualquier manera, los estados y ciudades que no tengan leyes en contra del discrimen podrían tener otras leyes que requieran que las escuelas prevengan y castiguen el hostigamiento y el acoso escolar.
  • Las leyes sobre la “supervisión negligente” también pueden proteger a los estudiantes LGBTT del hostigamiento cuando se responsabiliza a las escuelas por el daño sufrido, ya que los estudiantes están bajo el cuidado de la escuela.

Recuerda que la ley federal puede ser utilizada para proteger a los estudiantes LGBTT. Tanto la Constitución como las leyes federales son aplicables por igual en todo el país, sin importar cuáles protecciones adicionales podrían o no existir a nivel estatal o local. Esto se demostró con gran impacto en varios casos presentados por Lambda Legal en contra de administradores escolares por discrimen en contra de personas LGBTT. Los resultados obtenidos han servido como referencia para los derechos civiles. Estos juicios se ganaron en los tribunales federales que aplicaban la ley federal. Lee más en español sobre estos casos aquí.

Las escuelas pueden sufrir consecuencias graves cuando dejan de proteger a los estudiantes. Henkle v. Gregory, un caso del estado de Nevada, fue resuelto en 2002 con un acuerdo de $450,000 dólares, aun cuando en ese entonces, ninguna ley estatal consideraba de manera específica el hostigamiento escolar en contra de las personas gay. Nabozny v. Podlesny, un caso en el estado de Wisconsin, se resolvió con un acuerdo de casi $1 millón. En el caso Nabozny, un tribunal federal de apelaciones determinó que los administradores escolares podían ser responsabilizados del discrimen en contra de las personas gay sin importar las provisiones de las leyes estatales de acuerdo con la Constitución federal.

No tienes que ser abiertamente LGBTT ni siquiera tienes que ser LGBTT para que la ley te proteja. Cuando la Constitución garantiza “la igualdad en la protección bajo las leyes” a todas las personas, también protege a los estudiantes que son percibidos como LGBTT, así como a los estudiantes que se relacionan con personas LGBTT.

Si tu escuela no te da una respuesta útil, contacta a Lambda Legal al 866-542-8336, o utiliza nuestro formulario para mandarnos un correo electrónico, disponible en www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda. Mediante este enlace puedes conocer las distintas formas en las que Lambda Legal ha ayudado a estudiantes que han sufrido de acoso escolar.