Conoce tus derechos

Si trabajas con jóvenes LGBTT sin hogar

Los jóvenes lesbianas, gay, bisexuales, transexuales, transgénero, que no siguen los estereotipos de género o que tienen dudas sobre su sexualidad o identidad de género (LGBTT) terminan sin hogar en porcentajes alarmantes para cualquiera que trabaje en los sistemas de protección y de acogida de menores.

Muchos jóvenes LGBTT sienten la necesidad de escaparse de sus familias o centros de protección de menores después de sufrir una amenaza a su bienestar físico y emocional. Algunos son echados de sus hogares sin tener dónde ir excepto a la calle.

Si los sistemas de custodia del estado no son seguros y apropiados para los jóvenes LGBTT, en lugar de buscar los servicios y apoyos de dichos sistemas, estos intentan buscarse la vida en la calle.

Si tú trabajas con jóvenes LGBTT sin hogar, aquí encontrarás información sobre lo que puedes hacer: 

Entiende cómo los centros para jóvenes sin hogar y jóvenes que se han dado a la fuga le están fallando a la juventud LGBTT.

En los Estados Unidos, entre el 20% y el 40% de todos los jóvenes sin hogar se identifican como LGBTT. A menudo rechazados por sus familias o luego de huir de albergues abusivos, frecuentemente estos jóvenes son malentendidos y maltratados por el personal y demás residentes de los hogares transitorios o pasajeros. El hostigamiento, la agresión y hasta la violación dentro de estas instituciones son vivencias comunes. Las estadísticas son escalofriantes: la mitad de una muestra de jóvenes lesbianas y gay que han pasado por custodia del estado reportan haber preferido vivir en la calle por temporadas que tener que vivir en los entornos hostiles de estas instituciones.

Desarrolla un entendimiento de los riesgos que sufren los jóvenes LGBTT sin hogar.

El estar sin hogar pone en riesgo el bienestar físico y emocional de cualquier joven. Según un estudio de la Universidad de Washington realizado en 2002, los jóvenes LGBTT sin hogar son victimizados ya sea física o sexualmente por un promedio mayor de siete personas que los jóvenes sin hogar que no son LGBTT. Sin tener donde ir ni tampoco los medios para mantenerse, algunos pueden verse obligados a recurrir a comportamientos de supervivencia que los pone en mayor riesgo de sufrir problemas de salud física y mental, abuso de sustancias químicas y exposición a infecciones de transmisión sexual. Algunas de estas actividades de supervivencia, como el trabajo sexual, son ilícitas, lo que genera muchos encuentros entre los jóvenes LGBTT sin hogar y los sistemas de justicia y delincuencia juvenil. Es importante que los servicios de protección y los albergues para menores reconozcan estos riesgos y actúen para prevenir que los jóvenes se sientan como si estos centros no tuvieran otra opción más que aceptarlos.

Brinda servicios seguros y solidarios a los jóvenes que han sido echados de sus hogares o que están escapando de familias abusivas.

Muchos jóvenes LGBTT sin hogar o que se han fugado de sus casas son víctimas de la agresión y el rechazo de sus familias por su orientación sexual o identidad de género. Muchos buscan el apoyo de la policía y los sistemas de protección de menores. Desafortunadamente, estos jóvenes pueden ser rechazados por una falta de sensibilidad sobre los graves problemas que enfrentan. Inclusive los trabajadores sociales y los agentes de la policía obligan a algunos a regresar a casa a entornos poco seguros. Si son colocados bajo custodia del estado, muchos encuentran una falta de seguridad en los albergues. Un estudio de 2006 encontró que el 65% de 400 jóvenes LGBTT sin hogar reportaban haber estado en un albergue dentro del sistema de protección de menores. El alto número de jóvenes LGBTT sin hogar refleja en parte que el sistema de protección de menores les está fallando a estos jóvenes.

Garantiza la seguridad de los jóvenes LGBTT que se encuentran en albergues e instituciones de protección de menores.

Dado el número de jóvenes LGBTT que transita entre el sistema de protección de menores y el sistema de albergues, es de suma importancia que todas las instituciones tomen pasos inmediatos para garantizar la seguridad de los jóvenes. Cada agencia que brinde servicios y cuidados debería adoptar y hacer cumplir políticas incluyentes y en contra del discrimen de personas LGBTT, brindar talleres de entrenamiento y capacitación sobre temas LGBTT para todo el personal y visiblemente demostrar su apoyo hacia las personas LGBTT. Es crucial comunicar un mensaje claro en cada institución que indique que ni el hostigamiento ni el discrimen en contra de las personas LGBTT serán tolerados.

Responde a las necesidades particulares de los jóvenes trans y los jóvenes que no siguen los estereotipos de género.

Los jóvenes trans y los jóvenes que no se rigen por estereotipos de género, y que además están sin hogar, se encuentran en peligro dentro de los albergues que requieren que estén asignados a camas de acuerdo con su sexo determinado al nacer y no a su identidad de género. Estas prácticas poco consideradas podrían generar que una joven trans que se identifique como mujer sea enviada a un centro de hombres, donde esté expuesta a mayor riesgo de abuso y violación. Además, los baños, casilleros y vestidores (o locker rooms) separados por sexo en estos centros a menudo son inapropiados e inseguros para los trans y los jóvenes que no siguen los estereotipos de género. Al tomar decisiones al momento de asignar habitaciones y el uso de baño y duchas, el personal debería tomar en consideración el bienestar físico y emocional de cada joven, así́ como sus propias decisiones. Como es el caso de la juventud lesbiana, gay, bisexual y los jóvenes con dudas sobre su orientación sexual o identidad de género, los jóvenes trans que no se sientan seguros en los centros donde están, con mayor probabilidad se escaparan. En la calle, frecuentemente se encuentran con un mercado negro y a menudo peligroso para conseguir hormonas y otros procedimientos para alinear sus cuerpos físicos con su identidad de género. Las personas que brindan cuidado y servicios a estos deben ponerlos en contacto con los proveedores de servicios de salud apropiados en sus comunidades para reducir el riesgo de que se atiendan ellos mismos en la calle.

Toma decisiones apropiadas y personalizadas al momento de asignar los cuartos.

Cuando asignes cuartos, no tomes decisiones a partir de mitos y estereotipos sobre las personas LGBTT. Por ejemplo, nunca supongas que todos los jóvenes LGBTT tienen mayor predisposición que sus pares heterosexuales a demostrar un comportamiento sexual o que todos son potenciales agresores sexuales. Por otra parte, no aísles a los jóvenes LGBTT con afán de protegerlos y no les prohíbas compartir su habitación con otros jóvenes. Mientras que puedas tener buenas intenciones, solo privarás a los jóvenes LGBTT de la oportunidad de interactuar con sus pares y aumentará su sentimiento de aislamiento. Sin embargo, cuando tomes una decisión sobre un joven trans o que no se rige por estereotipos de género, un cuarto individual podría ser la alternativa más efectiva para garantizar la seguridad.

Crea conexiones entre la comunidad y los jóvenes LGBT sin hogar.

Ayuda a los jóvenes LGBTT sin hogar a tener acceso a servicios comunitarios y mentores adultos solidarios. Defiéndelos si se encuentran con prejuicios negativos y discrimen. Desarrolla una lista actualizada de recursos LGBTT en la comunidad y distribúyela entre todas las personas de la agencia, incluyendo a los jóvenes que quisieran contactar los recursos de la comunidad en privado.

Exhibe carteles y símbolos de apoyo LGBTT.

Al exhibir símbolos de apoyo a la igualdad LGBTT, tales como triángulos rosas, arco iris o calcomanías (stickers) de zona segura, estas compartiendo un mensaje claro con todos los jóvenes y el personal del albergue. Además indicas que apoyas a la juventud LGBTT y que estás disponible para comentar temas relacionados a ellos. Los jóvenes rápidamente perciben estas claves en su entorno y a menudo el exhibirlos hace una diferencia enorme.

Adaptado de Vamos al grano: Herramientas para apoyar a la juventud LGBTT en custodia del estado, preparado por la Liga Americana de Protección de Menores (Child Welfare League of America) y Lambda Legal (2006, actualizado en español en 2014). Esta y otras hojas informativas adicionales para las personas adultas que trabajan o cuidan de jóvenes en custodia del estado son partes de nuestra publicación en español, Vamos al grano

Recursos adicionales:

Nuestra publicación en español, Proyecto de jóvenes LGBTQ que viven fuera de casa (National Recommended Best Practices for Serving LGBT Homeless Youth), escrito por Lambda Legal y otras organizaciones nacionales, le brinda información a las agencias sobre cómo cuidar a los jóvenes LGBTT sin hogar. También puedes solicitar esta publicación libre de costo de Lambda Legal, llamando al 1-866-LGBTeen (llamada gratis) o al 212-809-8585.

El Equipo de Trabajo Nacional para Personas Gay y Lesbianas (National Gay and Lesbian Task Force), junto con la Coalición Nacional para las Personas sin Hogar (National Coalition for the Homeless), han publicado dos textos en inglés sobre las poblaciones LGBTT sin hogar . Su primer informe que se titula Transitioning Our Shelters: A Guide to Making Homeless Shelters Safe for Transgender People (Una transición en nuestros albergues: una guía para lograr que los albergues para personas sin hogar sean seguros para las personas transgénero, 2003), trata sobre las dificultades que sufren las personas trans en los albergues, y ofrece respuestas y consejos no-discriminatorios para la capacitación del personal, así como las mejores prácticas en el trabajo con esta población.

Su informe de seguimiento, Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Youth: An Epidemic of Homelessness (Jóvenes lesbianas, gay, bisexuales, transexuales y transgénero: una epidemia del desamparo, 2006) observa el panorama general de los jóvenes LGBTT e investiga los motivos por los cuales tantos de estos jóvenes se encuentran sin hogar, así como los riesgos que enfrentan en los albergues y en la calle. Ambas publicaciones se encuentran disponibles en inglés en: www.thetaskforce.org.

La Alianza Nacional para Erradicar la Falta de Hogar (National Alliance to End Homelessness) ofrece recursos e información en inglés sobre el desamparo entre los jóvenes LGBTT, incluyendo Supporting Homeless Transgender and Gender Non-Conforming Youth (Apoyando a los jóvenes transexuales, transgénero y aquellos que no se rigen por estereotipos de género, 2012).

Los particulares retos enfrentados por los jóvenes transexuales, transgénero y aquellos que no se rigen por estereotipos de género en albergues se estudian en el siguiente documento en inglés: A Place of Respect: A Guide for Group Care Facilities Serving Transgender and Gender Non-Conforming Youth (Un lugar de respeto: guía para los albergues para menores que les brindan servicios a los jóvenes transexuales, transgénero y aquellos que no se rigen por estereotipos de género), por Jody Marksamer, Dean Spade, Gabriel Arkles, el Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas (National Center for Lesbian Rights) y el Proyecto Legal Sylvia Rivera (Sylvia Rivera Law Project).

Las fuentes utilizadas para escribir este artículo son las siguientes:

Nicholas Ray, National Gay & Lesbian Task Force Policy Institute y National Coalition for the Homeless, Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Youth: An Epidemic of Homelessness (2006), disponible en  inglés.

Gerald P. Mallon, We Don’t Exactly Get the Welcome Wagon: The Experience of Gay and Lesbian Adolescents in Child Welfare Systems (1998).

Bryan N. Cochran, Angela J. Stewart, Joshua A. Ginzler & Ana Mari Cauce, Challenges Faced by Homeless Sexual Minorities: Comparison of Gay, Lesbian, Bisexual, and Transgender Homeless Adolescents with Their Heterosexual Counterparts, 92 Am. J. Pub. Health 773 (2002).

Heather M. Berberet, Putting the Pieces Together for Queer Youth, 85 Child Welfare 261 (2006).

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.