Conoce tus derechos

Lo que debes saber si vives fuera de casa, en un hogar grupal o una institución de justicia o delincuencia juvenil

Si eres un joven que vive en cuidado de crianza o bajo el sistema de justicia y delincuencia juvenil, o en cualquier otra situación de custodia del estado, y eres LGBTT o tienes VIH, tienes el derecho a ser tratado con respeto y sentirte seguro.

Llama a Lambda Legal al 866-LGBTeen (866-542-8336, número gratis), o consulta nuestra página web en www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.

Tienes el derecho a ser libre del hostigamiento físico y verbal, y del discrimen anti-LGBTT.

  • Los trabajadores sociales, el personal, los padres de crianza y otros proveedores de servicios no pueden hacerte víctima del hostigamiento.
  • Ellos tienen la responsabilidad de protegerte de daños mentales, emocionales, físicos y sexuales en tu lugar de estadía temporal, escuela y comunidad.
  • Los proveedores de servicios no deben ignorar el hostigamiento y la agresión que ocurren en tu contra por ser LGBTT o vivir con VIH. Esto debe ser tomado con el mismo grado de seriedad que el hostigamiento y la agresión en contra de cualquier otro joven.

Tienes el derecho de recibir trato igual y obtener los mismos servicios y cuidado que otros jóvenes. Los adultos encargados y proveedores de servicio no deberían darte un trato distinto porque eres LGBTT o porque tienes VIH.

  • Los proveedores de servicios no deberían aplicarles reglas a los jóvenes LGBTT o que viven con VIH que no les apliquen a los demás jóvenes. Por ejemplo, si un centro tiene una regla “contra los abrazos”, los empleados no deberían aplicarla solo a jóvenes LGBTT o que viven con VIH, sino a todos.
  • No deberías ser aislado físicamente de otros jóvenes simplemente porque eres LGBTT.

Tienes el derecho de acceso a servicios de salud.

  • Tienes el derecho no solo a servicios médicos generales, pero también a servicios de salud mental.
  • No deberías ser sometido a “terapias de conversión” o a cualquier otro tipo de terapia que intente cambiar tu orientación sexual o identidad de género.
  • Si eres una persona trans que vive en custodia del estado y tienes necesidades médicas por un diagnóstico de confusión de identidad de género (llamado Gender Identity Disorder, GID por sus siglas en inglés), los proveedores del sistema de salud pública podrían estar obligados a ayudarte a recibir un tratamiento apropiado, incluyendo hormonas.
  • Si tienes VIH, tienes el derecho de ir a consultas médicas y de recibir el tratamiento que te haya recetado o recomendado un doctor.

Si así lo decidieras, tienes el derecho a la libertad de expresión, incluyendo ser abierto y positivo sobre ser LGBTT o vivir con VIH.

  • Los proveedores de servicios no deberían pedirte que escondas ser LGBTT o que vives con VIH si no quieres esconderlo.
  • Tienes el derecho de expresar tu identidad de género por medio de la ropa que vistes, tu nombre y tu decisión que la gente se refiera a ti con el pronombre masculino “él” o el pronombre femenino “ella”.
  • El personal no debería castigarte o señalarte por ser abiertamente LGBTT o vivir con VIH.

Tienes el derecho de practicar la religión que elijas practicar, así como de no practicar ninguna religión.

  • Nadie debería obligarte a que participes en actividades religiosas que condenen la homosexualidad.
  • Los proveedores de servicios y otros encargados no deberían intimidarte ni obligarte a que adoptes ninguna creencia religiosa en particular.

Si eres víctima del hostigamiento, la agresión o el discrimen:

  • Si estás en peligro, busca ayuda de emergencia.
  • Habla con alguien en quien puedas confiar. Habla sobre lo que ha ocurrido con un adulto que esté involucrado en tu cuidado, trabajador social, o tutor, abogado, terapeuta u otro proveedor de servicio.
  • Escribe lo que ocurrió, incluyendo los nombres de las personas que te hostigaron o abusaron de ti, lo que dijeron o hicieron, quién fue testigo de lo que ocurrió y cualquier otro detalle que consideres importante.
  • Si se ha implementado un procedimiento para que puedas reportar el hostigamiento o agresión en tu lugar de estadía, escuela o comunidad, síguelo para reportar lo que te ocurrió.

Llama a Lambda Legal si necesitas más ayuda o más información al 1-866-LGBTeen (866-542-8336, llamada gratis) o consulta nuestra página web en www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.