Conoce tus derechos

Información para los padres de crianza de jóvenes LGBTT

Aunque tengas o no noción de este hecho, un joven que esté bajo tu cuidado podría ser lesbiana, gay, bisexual, transexual, transgénero, no seguir los estereotipos de género, o podría tener dudas sobre su sexualidad e identidad de género (LGBTT).

Estos jóvenes se enfrentan no solo a los retos de vivir en cuidado de crianza, sino también al riesgo del hostigamiento y maltrato por ser LGBTT. Sin embargo, tus acciones como padre de crianza pueden llegar muy lejos en la creación de un entorno seguro, positivo y respetuoso.

Si eres padre de crianza, aquí encontrarás información sobre lo que puedes hacer: 

Reconoce que algún joven bajo tu cuidado podría ser LGBTT.

No asumas que toda persona joven bajo tu cuidado es heterosexual o se siente cómoda con el género asignado al nacer. Muchos jóvenes LGBTT temen al rechazo ante la revelación de su identidad y ocultan cuidadosamente que son LGBTT. Inclusive, algunos han sido abusados por sus familias o expulsados de estas al haberse identificado como LGBTT. Por eso no quieren correr el riesgo de ser acosados y rechazados por el sistema de protección de menores que está encargado de protegerlos.

Examina las creencias y actitudes que pudieran afectar el apoyo que le brindas a jóvenes LGBTT bajo tu cuidado.

Ten conciencia de tus propias creencias, prejuicios y falta de conocimiento en temas relacionados a la orientación sexual e identidad de género. Recuerda que por encima de tus creencias personales está tu responsabilidad de proveer un ambiente seguro, neutral y alentador para todos los jóvenes bajo tu cuidado, incluyendo a los jóvenes LGBTT.

Conoce más sobre temas LGBTT.

No es necesario que seas experto o una persona LGBTT para poder apoyar a los jóvenes que sí lo son. Hay bastantes recursos disponibles que pueden ayudarte a entender mejor estos temas. Visita nuestra sección en español para encontrar más información para familiares, o consulta nuestro directorio de recursos nacionales y locales. Busca el apoyo y la información necesaria para que te sientas cómodo en un diálogo franco, abierto y adecuado a la edad del joven con quien podrías hablar sobre su orientación sexual e identidad de género.

Entiende que ser una persona LGBTT no es una elección o algo que un joven pueda cambiar.

Desde hace tiempo, las principales asociaciones de salud mental y de protección de menores  han reconocido que la orientación sexual gay o lésbica es una variación normal de la sexualidad humana, y que no es susceptible a cambios, como tampoco lo es la orientación heterosexual. Un joven nunca debe ser sometido a terapias de conversión o reparación, cuyos propósitos sean cambiar su orientación sexual o identidad de género. Estas terapias han sido rechazadas por organizaciones nacionales de asesoramiento profesional por ser poco éticas y potencialmente peligrosas para la salud.

Ten conciencia que tu aceptación o rechazo afecta la salud y el bienestar de jóvenes LGBTT bajo tu cuidado.

Los resultados de estudios han demostrado que la aceptación familiar es un factor importante en el desarrollo y la madurez de los jóvenes LGBTT. Como padres de crianza, no deben repetir las conductas de rechazo agravantes que un joven LGBTT podría haber sufrido en su familia de origen. La Asociación Nacional de Padres Sustitutos (National Foster Parent Association) ha adoptado una política formal que enfatiza la sensibilidad y el apoyo para los jóvenes LGBTT en cuidado de crianza     . Además, puedes consultar el Proyecto de Aceptación Familiar™ (Family Acceptance Project™ - FAP), que también proporciona información en español.

Respeta la confidencialidad y privacidad de los jóvenes LGBTT.

La mayoría de los jóvenes LGBTT son conscientes de este aspecto de su identidad mucho antes de compartirlo con los demás. Algunas personas LGBTT han reportado que conocen su identidad desde pequeños, mucho antes de tener actividad sexual, mientras que otros lo descubrieron más tarde. Entiende que identificarse como LGBTT es un proceso de toda la vida y que un joven LGBTT puede no serlo abiertamente en todos los contextos. No olvides que hay muchos factores que las personas LGBTT toman en cuenta antes de hablar sobre su orientación sexual e identidad de género, incluyendo que ellos mismos pudieran exponerse al discrimen y al acoso cuando revelan esa información. Respeta la confidencialidad del joven que está bajo tu cuidado, mientras lo ayudas a decidir si se identificará o no como persona LGBTT, y ante quién lo hará.

Establece las mismas normas para jóvenes LGBTT que para los demás cuando determinas el comportamiento aceptable y adecuado para la edad, en el contexto de las relaciones románticas adolescentes.

Es importante que, como cualquier otra persona joven, los jóvenes LGBTT puedan tener un desarrollo romántico adecuado, a la par con su edad y madurez, sientiéndose valorados y respetados en este aspecto. Debes tratar a los jóvenes LGBTT bajo tu cuidado con los mismos principios que le aplicas a los jóvenes que no son LGBTT en cuanto a las muestras de afecto, relaciones románticas y salidas con parejas adecuadas a su edad. Los jóvenes LGBTT en un hogar de crianza, como toda persona joven, necesitan información para su desarrollo sobre sexualidad y la salud sexual, incluyendo la prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Conoce los peligros y riesgos a los que se enfrentan los jóvenes LGBTT.

Los resultados de estudios han demostrado que los jóvenes LGBTT pueden estar más expuestos al abuso de sustancias tóxicas, a las prácticas sexuales riesgosas, a huir de la casa, así como a caer en conductas y pensamientos suicidas debido al estigma social y el hostigamiento de pares y adultos. Como proveedor de cuidado, es fundamental que estés atento a las señales y conductas que indiquen que alguien está en dificultades. Si generas un entorno seguro, imparcial y de apoyo donde un joven pueda ser quien es, habrá menos posibilidades de que se involucre en conductas riesgosas.

No dejes de ser defensor de jóvenes LGBTT.

Los jóvenes LGBTT frecuentemente sufren de la agresión verbal y física de sus pares, familiares y de personas adultas en sus vidas. Asegúrate que los jóvenes bajo tu cuidado sepan que estás para ayudarlos y que serás su aliado. Garantiza que el joven bajo tu cuidado se sienta seguro en la escuela y en la comunidad. Defiéndelo y exige que sea respetado.

Reconoce que una persona se define por algo más que por su orientación sexual e identidad de género.

La orientación sexual e identidad de género son solo una parte de lo que conforma a un ser humano. Evita asumir cosas sobre un joven solo por estas características particulares. De hecho, es posible encontrar que algunos jóvenes LGBTT hablan abiertamente de su identidad y sienten que es una parte definitiva de quienes son, mientras que otros no le dan tanta importancia. No asumas que todas las dificultades que un joven LGBTT enfrenta son el resultado de este aspecto de su identidad. Entiende que muchas de sus dificultades son el resultado de la falta de apoyo de las personas a su cargo y/o sus pares.

Utiliza los recursos de la comunidad disponibles para ti y para el joven LGBTT bajo tu cuidado. 

Ten en cuenta dónde buscar recursos LGBTT disponibles en tu comunidad.Un buen lugar para comenzar es Padres, Familiares y Amistades de Lesbianas y Gays (Parents, Families and Friends of Lesbians and Gays, PFLAG, por sus siglas en inglés). PFLAG ofrece una variedad de recursos para ayudarte a ser un buen padre, madre o encargado. También tiene una lista de oficinas locales y grupos de apoyo donde puedes conocer otros padres de jóvenes LGBTT. Por otra parte, ayuda al joven LGBTT bajo tu cuidado a localizar grupos de apoyo en la comunidad. En nuestra sección en español encontrarás un listado  de recursos nacionales y estatales para jóvenes LGBTT.

Para más información o para pedir ayuda, contacta el proyecto de Lambda Legal la Juventud LGBTT en custodia del estado al 866-LGBTeen (1-866-542-8336, número libre de costo) o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.

Adaptado de Vamos al grano: herramientas para apoyar a la juventud LGBTT en custodia del estado, Liga Americana de Protección de Menores (Child Welfare League of America) y Lambda Legal (2006, actualizado 2014). Esta y otras hojas informativas adicionales para las personas adultas que trabajan o cuidan de jóvenes en custodia del estado se encuentran disponibles en español aquí

Para obtener más información: Comunícate con Lambda Legal al 212-809-8585, 120 Wall Street, 19th Floor, New York, NY 10005-3919. Si has sido víctima de discriminación o acoso llama a nuestra línea de ayuda gratuita al 866-542-8336 o visita www.lambdalegal.org/es/linea-de-ayuda.